miércoles, 17 de noviembre de 2010

Se acostó llorando...con el maquillaje corrido por toda la cara.
Se durmió…y al despertar…nuevamente estaba enamorada.

4 comentarios:

Rodrigo E. dijo...

Me da gusto. Al estar enamorada vuelven tus palabras al blog y puedo seguir leyéndote.
Ya te extrañaba.

Rodrigo E. dijo...

Lo terrible del asunto está en que al estar enamorada muy probablemente el maquillaje se le volverá a correr

Mariacamila Galindo dijo...

En ocasiones me pierdo...pero el gusto de reencontrarme es descomunal, sin embargo en ocasiones me tardo en hacerlo.
Lo terrible o lo mágico de todo, diría yo, es que sí...efectivamente el maquillaje se sigue corriendo...es la intensidad de sentir...sólo que ahora alguien besa las lágrimas negras.

Gracias por tus palabras...el gusto es mío de volver y encontrarte aquí!

Lión TurteL dijo...

Cami, ¿porqué si escribes así no he tenido el honor de conocerte luego de más de 3 años de "habernos conocido"? El encanto de lo descomunal sólo se compara con un despertar visto desde la otra cara a través del espejo, como el encanto de oirte en mi cabeza como si estuvieramos otra vez en Atami!! .escribe y no pares. dale. Marco A. Perilla (disque LióN tURTEl)